La expresa petición a la condena al pago de intereses moratorios.

Existe una amplia doctrina y jurisprudencia que analiza la condena al pago de intereses moratorios en el sentido de estimar necesaria la petición expresa de los intereses moratorios, no bastando la solicitud genérica.

Es de sobra conocido que el interés procesal del artículo 576 de la LEC no necesita expresa solicitud ni concesión, por venir legalmente impuesto.

Sin embargo, la condena al pago de intereses moratorios está supeditada a la solicitud por la parte en el escrito de demanda. Esta pretensión está sometida al principio dispositivo y debe concretarse en el petitum. Una solicitud genérica por parte del demandante de la petición de “condena a intereses legales a la parte demandada” no puede asimilarse a la solicitud de pago de intereses moratorios que precisa petición expresa y, además concreta respecto del día o momento desde el que se interesa la condena. Resume esta cuestión la Sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona, sec. 17ª, de 05-04-2006, nº 185/2006, rec. 819/2005, al señalar:

“.. Sala ya se ha pronunciado en diversas ocasiones sobre el alcance que debe darse a la petición genérica de la condena al pago de “intereses legales”, – o, simplemente de “intereses”, como ocurre en este caso-, sin invocación de precepto alguno que ampare la concesión de los moratorios, a que se refiere el art. 1.100, en relación con el 1.101 CC, en el sentido de que sólo pueden entenderse solicitados los procesales, del antiguo art. 921 LEC 1881, y art. 576 LEC vigente. En la misma línea, se han pronunciado las SS.A.P. Toledo 14 febrero 1992 y 19 de mayo 2000, entre otras, porque según se señala en esta última, han de ser expresamente reclamados sin ninguna ambigüedad por quien se considera perjudicado por el incumplimiento del deudor, no siendo concebible la reclamación de una auténtica indemnización de daños y perjuicios de modo tácito, con la simple petición de los “intereses legales”, que se han de entender referidos a los prevenidos en el art. 921 LEC, como establece la STS de 20 de febrero de 1998.”

En igual sentido y por todas, la Sentencia de la Audiencia Provincial de Asturias, Sec. 7ª de 20-10-2006, nº 524/2006, rec. 350/2005 y Sentencia de la Audiencia Provincial de Soria, Sec. 1ª de 17-03-2010, nº 40/2010, rec. 32/2010.

En algunas de estas sentencias, nos encontramos con una declaración de incongruencia extra petito al reconocer en el fallo de su sentencia, como intereses moratorios, los legales de la suma principal objeto de condena, a contar desde la interpelación judicial. La jurisprudencia aprecia como vicio de incongruencia la concesión en sentencia de los intereses moratorios de los artículos 1101 y 1108 del Código Civil, cuando los mismos no son peticionados oportunamente por la parte ni se coligen de la fundamentación jurídica, aplicándose de oficio por el órgano judicial.

Consecuentemente, debe distinguirse perfectamente entre los intereses legales del artículo 576 de la Ley de Enjuiciamiento Civil que se conceden de oficio, y los intereses moratorios de los artículos 1101 y 1108 del Código Civil que han de instarse. Los intereses moratorios deben ser solicitados por las partes, no pudiendo acordarse de oficio por los Tribunales, a diferencia de los intereses procesales.

Rafael Núñez Gallego. Socio.

Isabel Manso Fraile. Abogada.


admin

Dejar un comentario